domingo, 25 de septiembre de 2011

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de septiembre nos invita a preparar un postre clásico británico: crumble



Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de septiembre nos invita a preparar un postre clásico británico: crumble 
El crumble es un postre muy británico, la base es de fruta (manzana, melocotón, ciruelas, arándanos o ruibarbo) y por encima se pone una mezcla de harina, mantequilla y azúcar. Se sirve calienta así que se acompaña con crema, helado, natillas... para dar un poco de contraste. 

A mi me encanta, era de los postres que más me gustaba comer cuando vivía en Edimburgo, aunque la verdad es que para mi lo que más me gusta de la gastronomía británica son los postres.

Este en concreto lo echaba mucho de menos, aún me acuerdo de aquellos días en los que iba a comer y pensaba: ''por favor por favor que haya hecho hoy ese postre tan bueno que va cubierto de salsa tipo natillas'' ... en aquel entonces no sabía ni como se llamaba, luego ya con el tiempo ya me fui quedando con los nombres.

Pero bueno no os entretengo mas con mis 'historias' y vamos al postre, espero que os guste:
He hecho mini crumbles, individuales, usé los moldes que tenía de silicona de las magdalenas, lo normal es hacerlo todo en un molde grande y partir las raciones, pero a mi me venía mejor así ya que no iba a hacer muchos y así podía meter mas cositas en el horno. Como me encanta pero es bueno comerlo caliente, preferí no hacer muchos.
Lo he hecho con melocotón pero se puede hacer también con manzana, o con lo que se os ocurra, los típicos son de melocotón, manzana, ciruelas, arándanos o ruibarbo)
Y lo acompañé con helado de vainilla. 

Las medidas que usé son (por mini molde, así depende de los minimoldes que vayas a hacer lo multiplicas y sale el total):

20 gr de harina 
20 gr de mantequilla
10 gr de azúcar
Melocotón
Helado de vainilla.

La forma de hacerlo es, pelar y trocear el melocotón, espolvorear un poco de azúcar y ponerlo en la base del molde.

Precalentar el horno a 200ºc

Mezclar con las manos la mantequilla, el azúcar y la harina hasta que la mezcla parezca como migas.
Poner la mezcla encima de la fruta.

Introducir los moldes en el horno y bajarlo a 180ºc durante unos 30 minutos.

Para servir acompañarlos de helado de vainilla (eso ya va a gustos).


Espero que os guste y os animéis a hacerlo, como veis es muy fácil de hacer y el resultado es muy bueno. Además el contraste del calor y el frío es muy agradable.

11 comentarios:

  1. que bonita tu historia y que rico que ahora ya puedas hacer tus popios crumbles :) para disfrutar.

    Muy ingeniosa además usar los moldes de muffins.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Yo también lo he acompañado de helado de vainilla, y le da un toque muy especial.
    Bessos

    ResponderEliminar
  3. qué rico este postre.. yo no lo conocía y hoy lo vi en otro sitio antes y me ha parecido riquísimoo....
    muy interesante lo que cuentas..
    besitos,
    Ani.

    ResponderEliminar
  4. Bienvenida a Whole kitchen.. menuda estrena con este crumble de melocotón! :)

    ResponderEliminar
  5. Tiene muy buena pinta, con el melocotón está buenisimo.
    besos !

    ResponderEliminar
  6. otro blog nuevo que descubro gracias al reto!

    me encanta lo de hacer el crumble en moldes de cupcakes, muy buena idea ;)

    ResponderEliminar
  7. buenisima idea! me encantaron chiquitos!

    ResponderEliminar
  8. Yo no lo había comido antes de ayer, y me pareció riquísimo.... El tuyo tiene una pinta genial... Además con ese heladito0o mmmMMM!!!

    ResponderEliminar
  9. Yo habría jurado que dejé un comentario diciendo que me encantaba, ¿qué raro? Pues nada, reitero lo dicho. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todas por vuestros comentarios, perdonad que haya estado desconectada tanto tiempo, pero entre la boda de mi hermana, las peques y sin internet en casa ha sido un mes un poco raro.
    Ahora ya vuelvo a tener tiempo.

    ResponderEliminar